Noticia 09/01/2021


La pandemia de la COVID-19 ha hecho mella en toda la economía y el sector de las renovables

España instala cerca de 3 GW de renovables en 2020, la mitad que en 2019: necesita duplicar sus esfuerzos para cumplir los objetivos del PNIEC a 2030


La pandemia de la COVID-19 ha hecho mella en toda la economía y el sector de las renovables, aunque pareciese lo contrario, también lo ha sufrido. Sobre todo a la hora de construir las nuevas instalaciones. Según los datos de Red Eléctrica, operador del sistema, la nueva capacidad añadida de renovables ha sido de 2.706 MW a 30 de noviembre.
Teniendo en cuenta el ritmo de instalación de este año, sobre todo desde los primeros meses de la pandemia, la cifra final estará más cerca de los 3 GW que de los 4 GW que estaban en desarrollo durante el año.
Esto significa que en 2020 España habrá instalado la mitad de renovables que en 2019, cuando se conectaron a la red más de 6,5 GW de nueva potencia, de los cuales 4,2 GW fueron de solar fotovoltaica.
En este 2020, la eólica ha instalado 1.189 MW a 30 de noviembre mientras que la solar fotovoltaica lo ha hecho en solo 1.517 MW.
Es cierto que existe cierto decalaje en los datos que ofrece REE, vía el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, y los reales de conexión, pero fuentes del mercado aseguran que «nos iremos en el mejor de los casos a los 3.200 ó 3.300 MW instalados este año».

 Viendo estos datos y comparándolos con el PNIEC a 2030, la eólica se ha quedado a aproximadamente a 1 GW de lo que pensaba tener conectado el Gobierno a finales de este año, eso sí, en fotovoltaica, sobre todo gracias al año pasado, ha conseguido superar en 1,4 GW lo previsto en el PNIEC.

El otro gran cambio es el carbón donde se ha apagado 3.464 MW durante este 2020, algo más por lo previsto en el Gobierno que esperaba que siguieran conectados en este 2020 unos 7.897 MW. Un error de cálculo de casi 1,7 GW.
Teniendo en cuenta esto y que hay que sumar unos 60 GW de renovables durante la próxima década, a España se le dificulta alcanzar los objetivos del PNIEC ya que tendrá que realizar esfuerzos parecidos al de 2019 e instalar unos 6 GW de nueva potencia renovable cada año, el doble de lo que lo ha hecho este 2020.
Y eso que para 2021 y mientras no llega la vacuna y encima hay nuevos brotes debidos a nuevas cepas, para el próximo año se verá complejo que se instalen esos 6 GW de nueva potencia renovable y no sería hasta 2022 cuando se vean cifras parecidas.
Cabe recordar que en enero se celebrará la primera subasta del Gobierno de Sánchez que pondrá en liza unos 3.000 MW de nueva capacidad que previsiblemente no serán realidad hasta dentro de dos o tres años. Así que o los desarrolladores que van a merchant o vía PPA les da por acelerar sus proyectos o el ritmo de instalación desde 2023 a 2030 tendrá que ser mucho mayor de los 6 GW/año para alcanzar los objetivos del PNIEC.





Fuente: Ramón Roca. El Periódico de la Energía.

                                                                VOLVER

Síguenos en Facebook